viernes, setiembre 02, 2005

Renovar carnet

Por fin dejare de ser un indocumentado, mi carnet de identidad estaba vencido desde mayo de este año y como bueno chileno, desde ese día que estoy pensando "mañana voy a ir a renovarlo", hasta que después de 90 días de pensar lo mismo decidí romper la promesa y partir a renovarlo, menos mal que ya no estamos en los tiempos en que los señores de verde amablemente decían "ya cauritos a la pared sacando los carneces"... como ya se termino la detención por sospecha (la que muchos todavía reclaman y la acusan de ser lo mas malo que a ocurrido en nuestro país en materia de ley) bueno retomando la historia pase al registro civil a renovar mi carnet de identidad.
Lo primero es la larga fila no se cuanto tiempo estuve en la fila pero no se porque cuando estoy haciendo fila se demora tanto y cuando me atienden encuentro que estuve tanto tiempo y cuando me atienden a mi encuentro que no me demore nada en que me atendieran, al final luego de no se cuantos minutos me toco mi turno, luego de la típica explicación de a que venia me pidieron mi antigua cedula de identidad, me preguntaron algunos datos nuevamente (dirección, teléfono) y me devolvieron la antigua cedula (lo que mas quería era que me la devolvieran para tenerla de recuerdo), luego me preguntaron si quería ser donante, para hacer mas grata la atención decidí romper la monotonía y el protocolo con una broma (típico de los chilenos) y pregunte "es gratis ??? ", lo que logro una sonrisa de la funcionaria (no hay nada mas gratificante para mejorar una atención que sacar un sonrisa en un funcionario publico), por supuesto que no lo pensé cuando me preguntaron si quería ser donante, para mi seria un orgullo saber que el día que muera podré ayudar a que otra persona viva.
Luego de llenar la correspondiente ficha (a mano) donde decía que soy donante se vino todo el desplante de tecnología de nuestro registro civil, su buena cámara digital para la fotografía (ya no están esos cargantes personajes que te seguían desde la entrada hasta la fila ofreciéndote "foto carnet" hasta que por cansancio les dijeras si), luego la huella en una especie de scanner (adiós deditos manchados y dejar huellas digitales todo el día en todo lo que uno toca) y la firma en un lápiz óptico ("no escribe !!" grito una señora de edad que estaba siendo atendida al lado mío), luego uno tiene que retribuir el avance tecnológico cancelando el valor del carnet (casi 3 lucas), cuando la señorita me dijo el valor le dije "ve ... ve ..... ve que no todo era gratis, ya sabia yo que no podía ser tanta maravilla" .... con esto logre conseguir otra sonrisa mas de la funcionaria publica (ya me creía todo un dino gordillo), lo que me dejo completamente satisfecho en mi ego, al final me imprimieron un documento (impresión láser por supuesto), donde hasta mi foto aparecía, para que viniera a retirar mi carnet el 13 de septiembre .... ( ya no dan ese que decía "septiembre" y te pasabas todo el mes preguntando si llego o no el carnet) ... asi que esperare el 13 de septiembre para retirar mi nuevo carnet de identidad, así si en algún carrete dieciochero algún gordito vestido de verde me dice "los carneces" .... yo voy a poder mostrar mi nueva cedula de identidad......

Lo mas importante es que ahora soy donante de órganos


1 comentario:

Anónimo dijo...

Falto una tercera sonrisa y.....
No, hablando en serio, siempre que uno hace filas por ejemplo en el Banco, no sé pero parece ser una Ley De Murphy, que te toca la fila más lenta. Siempre parece que se demoran tanto en atender, y acuando a uno lo atienden se demoran casi nada..
Einstein, tenía razón, en el Universo prima la Relatividad. Todo de pende desde el punto de que se mire...